SIDA: enfrente la realidad. El SIDA no ve raza, color, edad, sexo o incapacidad, sólo ve la oportunidad